A pesar de las increibles proezas que se consiguen con la Inteligencia Artificial en el día a día, la verdad es que está costando mucho poder demostrar su valía en el mundo industrial. Incluso alguno opinan, con buenos argumentos, que una fábrica inteligente puede esperar.

La implementación de la inteligencia artificial ayuda a las empresas a reducir gastos. La automatización de los procesos ofrece la posibilidad de reducir la plantilla y, junto con esto, el porcentaje de producto defectuoso. Estas tecnologías son empleadas por empresas informáticas y bancos a nivel internacional… aunque ya desde hace años en el ambiente industrial se introdujo la automatización de Procesos con el mismo objetivo.

La principal dificultad para la introducción de la IA en la Industria consiste en el alto precio del error y no solamente económico sino en temas de seguridad y medio ambiente. Las grandes empresas industriales no pueden permitirse los ensayos con la AI hasta que no estén seguras de su eficiencia. Para ello, es necesario contratar nuevos especialistas, llevar a cabo estudios e invertir grandes cantidades de dinero. La falta de datos y su baja calidad no permiten implementar la IA: se necesita realizar muchos análisis y contratar nuevos empleados. Todas estas dificultades frenan el proceso de desarrollo.

A diferencia de los proyectos en el mundo puramente informático la industria pesada está acostumbrada a inversiones a largo plazo, a 10-20 años, y que no supongan cambios bruscos en los procesos de negociación o implementación de nuevas tecnologías. Para abrir una nueva empresa o montar una nueva Planta industrial, se requieren enormes inversiones. A continuación, se necesita ajustar el proceso con el fin de incrementar la productividad, y es allí donde la AI puede ayudar.

Hasta ahora, el sector industrial no se ve moralmente preparado para ello. Solamente el 31 % de las empresas en Gran Bretaña creen que es hora de comenzar a implementar la inteligencia artificial. Esto demuestra la lentitud del proceso de restructuración del sector industrial.

Las tareas muy especializadas y pequeñas son fáciles de solucionar con la ayuda de la AI, pero las tareas grandes requieren de un trabajo conjunto con otras compañías. Las grandes empresas de la industria pesada todavía no hablan de la implementación total de la inteligencia artificial en sus operaciones y evalúan tan solo proyectos pequeños. Con la ayuda de estos se pueden evaluar las ventajas potenciales de la inteligencia artificial y capacitar al personal propio de la misma que son los que tienen el conocimiento del negocio.

La implementación de la AI para optimizar procesos ofrece resultados rápidos y mensurables, por lo que los principales nuevos proyectos emergen precisamente en este ámbito. La prudencia y las costumbres frenan el desarrollo y no permiten al sector industrial pasar a otro nivel de producción con la implementación de tecnologías de inteligencia artificial.

De momento la falta de interés de la industria pesada hacia la AI no se ve muy reflejada en los indicadores de negocio, sin embargo, se podrían lograr algunas mejoras. Se necesita un profundo conocimiento y comprensión de los procesos de negocios propios de la industria. Para ello invitan a especialistas en servicios de consultoría, pero estos no se arriesgan a ofrecer una estrategia poco eficiente que cueste a la empresa mucho dinero.

En las grandes compañías del sector industrial los empleados del departamento de TI ya pueden ofrecer recomendaciones para alcanzar una mayor productividad. Ellos utilizan los datos y modelos existentes para crear pronósticos y minimizar errores.

253
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Alfonso
Alfonso
5 dias antes

También se me antoja difícil que una gran compañía decida de la noche a la mañana reformar una proceso complejo y afianzado para integrar la IA.

¿Quizás el cambio pudiera llegar desde los fabricantes de subsistemas y equipos?

¿Quizás la estandarización de los nuevos sistemas de intercambio de información (algunos open source) pudiera allanar el camino al encargado integrar esos subsistemas en un proceso?

En definitiva, que si todos tus equipos ya tienen IA (recolectan datos, los procesan y los comparten), quizás integrar la IA en una planta no sea tan difícil.

Quizás, quizás, quizás, ….