La verdad es que los creadores de la serie Star Trek de mediados los 60 se ha convertido en una de las obras más influyentes de la cultura del siglo XX y con los años muchas de sus tecnologías se han hecho realidad.

Incluso el “teletransporte” ya es posible gracias a la cuántica. Aunque ya en 2016, investigadores de la Universidad de Calgary, pudieron realizar teletransportación cuántica a una distancia de seis kilómetros… hasta ahora no se había conseguido la primera teletransportación de qubits de forma sostenida entre dos instalaciones situadas a 22 kilómetros de distancia.

En cualquier vaso hay que dejar claro que el teletransporte cuántico no implica la transferencia real de materia.

Más bien, las partículas cuánticas están entrelazadas (dependen unas de otras, incluso a largas distancias) y de alguna manera conocen la propiedad de su otra mitad.

En cierto modo, las partículas entrelazadas se comportan como si fueran conscientes de cómo se está comportando la otra partícula.

Las partículas cuánticas, en cualquier punto, se encuentran en un estado cuántico de probabilidades, donde las propiedades como la posición, el momento y el giro de la partícula no se determinan con precisión hasta que se realiza alguna medición.

Para partículas entrelazadas, el estado cuántico de cada una depende del estado cuántico de la otra; si se mide una partícula y cambia de estado, por ejemplo, el estado de la otra partícula cambiará en consecuencia.

En cualqier caso el avance es notable por varias razones ya que muchas demostraciones previas de teletransporte cuántico han demostrado ser inestables a largas distancias.

570
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios