La colonoscopia es una exploración que permite la visualización directa de todo el intestino grueso que no resulta dolorosa (gracias a la sedación) pero que requiere una “preparación” previa un tanto incómoda.

Ahora se ha diseñado en UK, un brazo robótico que utiliza un algoritmo de aprendizaje automático para mover una sonda flexible a lo largo del colon.

La sonda es un endoscopio magnético, un tubo con una lente de cámara en la punta, que el robot controla a través de un imán externo al cuerpo.

El sistema puede funcionar de forma autónoma o ser controlado por un operador humano mediante un joystick, que empuja la punta del endoscopio a lo largo del colon. El sistema también realiza un seguimiento de la ubicación y orientación del endoscopio dentro del colon.

El sistema robótico utiliza un algoritmo de inteligencia artificial entrenado con imágenes del interior del colon, que se asemeja a un tubo con un círculo negro en su interior que es a donde debe dirigirse la punta del instrumento.

Los investigadores probaron con éxito este método en un colon artificial y en dos cerdos estando previsto probar el procedimiento en cinco voluntarios sanos el próximo año.

Creen que el procedimiento controlado magnéticamente puede ser menos doloroso que las colonoscopias convencionales y podría usarse en pacientes sin sedación.

288
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios