Probablemente en la presentación de los últimos iPhone más que la posibilidad de uso del 5G (al que todavía quedan unos cuantos años para su desarrollo) se presentaron otras tecnologías más interesantes como puede ser por ejemplo la inclusión de un LIDAR para mejorar las tomas fotográficas, etc.

Si bien (y extrañamente) Alon Musk no quiere oir ni hablar del empleo del Lidar para sus Teslas ya que son demasiado caros para los coches de consumo lo cierto es que, por ejemplo, Volvo hizo público que integrará uno en el techo de los coches que venda dentro de un par de años.

Los sensores LiDAR ayudarán a impulsar un sistema de conducción autónoma diseñado para las autopistas, que el fabricante de automóviles sueco promete que será más robusto que otras características comparables disponibles hoy en día.

Los nuevos sensores LiDAR Iris, que cuestan alrededor de 1.000 euros, están siendo construidos desde cero por la empresa Luminar y utilizan solo un láser, mientras que algunos modelos de la competencia tienen más de 100.

Luminar también tuvo un problema de estilo que resolver. En los vehículos de desarrollo en los que se usan con más frecuencia los sensores LiDAR, éstos suelen sobresalir del techo como las sirenas circulares de los antiguos coches de policía. Luminar ha sido capaz de acomodar los componentes del Iris en un diseño compacto que sólo genera un ligero bulto sobre el parabrisas.

299
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios