Un equipo de investigadores de Caltech propone una económica plataforma de telemedicina. Basada en inmunoensayos específicos de diana construidos a partir de grafeno grabado con láser, esta tecnología permitiría detectar rápidamente si una persona está contagiada y enviarle el resultado a casa.

SARS-CoV-2 RapidPlex es “una plataforma de telemedicina multiplexada” cuyo objetivo es “un diagnóstico y monitoreo rápidos y de bajo costo”.

La detección múltiple de biomarcadores COVID-19, es decir: proteína de la nucleocápside, proteína anti-pico IgG e IgM y proteína C reactiva, proporciona información sobre tres aspectos clave de la enfermedad: infección viral, respuesta inmune y gravedad de la enfermedad.

Cuando SARS-CoV-2 RapidPlex entra en contacto con una gota de sangre o saliva puede determinar si estás infectado con el virus SARS-CoV-2 en tan solo 10 minutos.

Para crear el sensor, el laboratorio comienza con una hoja de plástico. Usando un láser, los científicos pueden convertir el plástico en un patrón grabado de grafeno. Según el estudio, estos sensores de un solo uso se pueden producir por cinco centavos o menos cada uno -aunque otros componentes electrónicos y químicos necesarios para la prueba subirían algo el coste, llegando a “unos pocos dólares” en total-.

Cuando la sangre o la saliva entran en contacto con el sensor de grafeno, pequeños poros en la superficie inmovilizan el virus SARS-CoV-2, junto con los antígenos y anticuerpos que podrían estar asociados con él. Después de algunos tratamientos bioquímicos, en los que la plataforma agrega una serie de componentes, los biomarcadores del virus se unen al grafeno mismo, lo que les permite ser detectados electrónicamente de forma que el sensor es capaz de detectar tanto si tienes una infección activa como si tienes inmunidad a una infección pasada.

Por el momento, el laboratorio que lo está desarrollando ha probado el dispositivo con éxito con muestras de 19 pacientes que tenían infecciones activas por COVID-19. Pero advierten que el sensor aún debe validarse a mayor escala en un entorno clínico como un hospital para confirmar el trabajo.

Después la tecnología todavía debe ser aprobada por el gobierno, producida en masa y empaquetada en algún tipo de kit manejable por cualquier persona. En total, los investigadores calculan que podría estar en un año.

228
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios