Todavía hay gente que erroneamente piensa en la necesidad de utilizar la potencia de la computación en la nube o, como mínimo, en el borde / edge para desarrollar interesantes aplicaciones de Visión Artificial como reconocimientos de caras, etc.

Ahora es la gente de OpenCV y Luxonis la que quiere demostrar lo contrario intentando democratizar este tipo de técnicas.

Para ello, en tan solo 20 minutos del lanzamiento de su campaña en Kickstarter han conseguido sobrepasar la cantidad que necesitaban para financiar el lanzamiento de sus OAK-1 y OAK-D.

Mientras que el primero tiene un precio de 199$ y no es capaz de hacer reconocimiento en 3D, el segundo (299$) sí lo hace estando en ambos casos toda la “inteligencia / algoritmos” incluida en el propio hardware. Es suficiente con conectarlo vía USB-C con un PC o una humilde RPi, por ejemplo, para que en 30 segundos puedas disfrutar de tu propia aplicación de reconocimientos de rostros, de objetos, de peatones, de coches (con identificación de matrículas) e incluso segmentación dinámica.

331
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios