Seguimos con noticias relativas a la salud y en este caso volvemos a otra de las tecnologías habilitadoras … la fabricación aditiva.. alias impresión 3D.

En este caso se trata de una “bio-impresora 3D”, realizada en colaboración con el Hospital Sunnybrook de Toronto, que cubre las heridas con una lámina uniforme de biomaterial usando una tinta biológica compuesta de células de estroma mesenquimatoso (MSC), células madre que se diferencian en tipos de células especializadas según su entorno. En este caso, el material MSC promueve la regeneración de la piel y reduce las cicatrices.

El método actual para el cuidado de las quemaduras es el injerto de piel, lo que requiere el trasplante de piel sana de otras partes del cuerpo hacia la herida. El problema es que eso no es válido para quemaduras grandes de cuerpo completo, o en las quemaduras de espesor total que destruyen las capas más externas e internas de la piel.

Desde 2018, la impresora ha pasado por 10 rediseños, y la actual incluye un cabezal de impresión microfluídico de un solo uso para garantizar la esterilización, y una rueda blanda que sigue la pista del cabezal de impresión, lo que permite un mejor control para heridas más anchas

180
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios