Google acaba de hacer público su proyecto «secreto» que lleva desde hace años desarrollando con Ascension y otra docena de empresas relacionadas con el negocio de la salud en USA.

De hecho, dentro del alcance de su proyecto Nightingale está intercambiando datos clínicos (sin el consentimiento de pactientes y médicos) desde principios de 2018 en más de 2500 hospitales estadounidenses que forman parte de la mayor empresa «católica» en el ámbito de la salud del mundo/mundial y que fue fundada en el año 1999.

Según ayer mismo informaba el Wall Street Journal unos 150 empleados de Google disponen de todos los datos clínicos de más de 10 millones de norteamericanos incluyendo nombres, fechas de nacimiento, resultados de analíticas, diagnósis médicas, registros de hospitalización así como de su historial médico completo. Eso sí, según Google utilizan dicha información con total seguridad siguiendo las normas de la HIPAA Health Insurance Portability and Accountability Act de 1996.

Por su partem Ascension en su Nota de Prensa explica que el motivo principal de su colaboración con Google es la posibilidad de emplear técnicas de Machine Learning e Inteligencia Artificial en la mejora de la calidad clínica y seguridad de los pacientes.

No es la primera vez que Google se muestro interesado por el mundo de la salud como también lo han venido haciendo desde hace tiempo IBM (con su Watson) o Microsoft.

452
Suscribirse
Notificación
6 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Oscar
Oscar
2 años antes

Bah, hasta que no utilicen grafeno no harán nada.

6
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x