Se acaba de publicar en la prestigiosa revista de la ACS (American Chemical Society) la noticia sobre el desarrollo de un chupete con un biosensor integrado que permite controlar la salud de los bebés recién nacidos de una forma sencilla y no invasiva que es capaz de medir los niveles de glucosa a través de la saliva de los bebés.

En la actualidad, la monitorización continua de la glucosa de los recién nacidos solo está disponible en los hospitales, y el procedimiento requiere perforar la piel del bebé para obtener líquido intersticial.

Estos científicos pensaron que podían diseñar un bionsensor no invasivo para poder realizar la medición de la glucosa evitando pinchar a los recién nacidos. Crearon un prototipo de chupete fabricado con una tetina perforada que puede recoger la saliva del niño y llevarla al interior, hasta una cámara de detección.

Una vez allí, en caso de detectar unos niveles determinados de glucosa, unos electrodos envían una débil señal eléctrica, que puede ser detectada de manera inalámbrica por una app en un teléfono móvil, para alertar al personal sanitario.

Después de realizar las pruebas iniciales con pacientes adultos con diabetes tipo 1, el siguiente paso es probar el dispositivo con bebés recién nacidos. En el futuro, el biosensor del chupete podría configurarse para la detectar biomarcadores de otras enfermedades de forma no invasiva.

283
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x