Evidentemente la Inteligencia Artificial, aparte de ser un término de moda que ha venido a sustituir al de Machine Learning e incluso al de Deep Learning, también tiene mucho que decir en el campo de la automoción.

Por ejemplo, el grupo Hyundai acaba de anunciar que está trabajando para ser el primero en introducir técnicas de Machine Learning para su tecnología Smart Cruise Control y que a partir de ahora pasará a denominarse SCC-ML, como no.

De esa forma el automóvil no solo mantendrá la distancia de seguridad al coche que le precede manteniendo la velocidad seleccionada por el conductor sino que el sistema “aprenderá” la forma de conducir del mismo ajustándose a su patrón personal.

Este patrón se puede categorizar en tres aspectos: distancia a los vehículos que le preceden, aceleración y velocidad de respuesta ante imprevistos y todo ello teniendo en cuenta las condiciones de la circulación. Por ejemplo, acortará la distancia entre coches en atascos o al circular por la ciudad aumentándola cuando entre, por ejemplo, en un carril de aceleración. Considerando estos factores el sistema SCC-ML es capaz de identificar hasta 10.000 patrones de conducción consiguiendo con ello mejorar la fiabilidad y la seguridad del coche que tarde o temprano será autónomo aunque, personalmente pienso, que todavía nos quedan bastantes años para ver que han sustituido a los actuales.

114
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios