Esta mañana comentaba con un emprendedor murciano en Helsinki mis primeros pasos en esto de la digitalización hace más de 30 años. Cambiar toda la instrumentación de neumatica a digital ¡eso sí que era digitalización!

Aprendimos como mejor se aprende…por prueba y error. Muy ilusionados compramos unos carísimos monitores digitales para que los operadores tuviesen el control de la Planta al alcance de su mano y nunca mejor dicho. La verdad es que estar ocho horas tocando sin parar la pantalla cansaba y mucho.

Luego les compramos ratones aunque finalmente lo que más les gustó (y eran más robustos) fueron los trackballs.

No entiendo como nunca han tenido éxito en el campo de la informática de consumo siendo desplazadas por los ratones.

Ahora y gracias a Ploopy ya se puede pedir el primer trackball open source que cuesta al cambio unos 150 EUR.

Y, como no, para adornar esta última noticia enviada desde Finlandia ¿qué mejor que adornarla con una bonita fotografía otoñal?

415
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x