OXIGEN 63

Hemos de confesar que cuando pedimos este ARCHOS para revisar lo hicimos para ver si conseguía convencernos del uso de uno con pantalla más grande que la de nuestro Samsung S7 ya que a priori nunca nos han gustado los móviles con pantalla grande ya que para eso ya tenemos nuestra tablet iPAD Mini 2.

Curiosamente o más bien las tendencias actuales en tamaño de pantallas ha hecho que las del móvil de ARCHOS sea prácticamente igual a la de nuestro “nuevo” Samsung A10 y, a su vez, bastantes mayores que la del S7 (que, por cierto, hemos “prejubilado” tras tres años de servicios cumplidos sin problema alguno, claro).

Adelantando conclusiones, me parece que incluso el tamaño de 6.3″ es todavía utilizable sin que sufran las manos para cogerlo agradeciendo la vista poder ver las cosas un “poco más grandes” que en nuestro anterior móvil con pantalla de 5,1″. ¡Por ahora vamos mejorando!

Aparte de disponer de una buena pantalla muy luminosa y sin bordes apreciables, el Oxygen no resulta pesado y gracias sus curvas suaves es muy cómodo de coger … aunque su curvatura y su trasera “tan suave y pulida” podría resultar problemática por posibles caídas / deslizamientos en el caso de no utilizar la carcasa trasera (incluida).

En el caso de “mi” nuevo Samsung A10 no incluía dicha carcasa posterior por lo que lo primero que hemos hecho ha sido comprar una en Amazon (1.99 EUR) de silicona y prácticamente idéntica a la del Oxygen 63 😉

A diferencia del Samsung A10 que viene solo con reconocimiento facial, el Oxygen 63 dispone de reconocimiento de huella. Funciona muy bien aunque personalmente nos resulta un tanto incómodo, por la falta de costumbre al encontrarse en la parte trasera.

En la parte inferior ambos teléfonos mantienen el conector para auriculares que ya empieza a desaparecer cada vez en más teléfonos sad

También, siguiendo con las similitudes entre ambos smartphones, en los dos casos sus cámaras son muy, muy semejantes y lejos de las “maravillas” que se incluyen en los productos tope de gama. Hay que tener en cuenta que en ambos casos estamos antes productos muy económicos y con unos precios muy ajustados para lo que está apareciendo últimamente tipo iPhone o Samsung Note 10, etc.

Las semejanzas entre ambos teléfonos (y la mayoría de los que se comercializan en la actualidad) llega a que disponen de 2 SIM así como una ranura para una microSD. De hecho esta “configuración” es la que nos ha permitido “prejubilar” a nuestro viejo Galaxy S7 ya que ahora podemos utilizar en el nuevo teléfono la cuenta personal y la del curro cosa que antes no podíamos hacer con el viejo Samsung.

Una ventaja del ARCHOS frente al Samsung A10 es que el primero dispone de batería extraíble (de 3000 mAh) accesible quitando la tapa trasera (de plástico). Aunque en su día más de una vez nos tocó cambiar que cambiar la batería de algún móvil (o PDA) la verdad es que en los 3 años que llevamos con el Samsung S7 no hemos notado caída de autonomía por envejecimiento de la batería. Cada vez nos parece menos importante que se pueda cambiar una batería si es mucho más probable que cambies de móvil antes de que se te “gaste” la batería ¿no?.

2
Responder

avatar
1 Comentarios
1 Responder
1 Seguidores
 
Comentario más seguido
Comentario más interesante
1 Autores
Pharizna Autores más recientes
  Suscribirse  
Notificación