Utilizando ZANCO

Aunque parezca mentira ZANCO es un teléfono, chiquitén pero teléfono a fin de cuentas y por tanto con muchas posibilidades…y muchos menús. Por ejemplo, se puede elegir el idioma aunque después de usar durante unos días el “spanish” lo he vuelto a dejar en inglés ya que, al ser las frases más cortas, se pueden entender algo mejor los textos en una pantalla tan estrecha que obliga a recortarlos al máximo.



Veo más este ZANCO como teléfono de “emergencia” para ir de viaje o salir al campo para aprovechar su autonomía de varios días sin necesidad de cargar que como un dispositivo para espías. Yo que inicialmente esperar de una máquina de fotos por el mismo precio la verdad es que las instantáneas tomadas (o los vídeos que graba) son miniaturas y prácticamente inutilizables a pesar de que tiene dos cámaras (una frontal y una trasera).


La grabación de sonido es bastante mejor y tan solo se echa de menos que sea más directo poner en marcha la grabación sin tener que ir buscando y rebuscando pantalla de opciones. No veo a un espía dedicando minutos de prueba y error hasta que consiga encontrar la opción para poner la grabación en marcha.

Sin embargo, a Yuna le apasiona que simplemente pulsando el botón central se puede activar (y desactivar) el puntero láser sin necesidad de navegar y navegar por las opciones disponibles que incluyen por ejemplo elegir entre calidad de vídeo normal o alta… aunque tampoco se gana mucho.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: