Puesta en marcha del ZANCO

La verdad es que se echan en falta unas instrucciones claras aunque si eres de los que prefieren aprender por prueba y error vas a disfrutar mucho hasta que todo funcione y cada día que lo uses aprenderás nuevas cosas.

Por ejemplo, en mi caso la primera introducción de una microSD que tenía por ahí fue totalmente satisfactoria aunque mucha gente que lo acaba de recibir se queja de que no acepta SD de menos de 2 GB (mientras que yo estoy usando una de 16 GB sin problemas).

Lo que no me resultó nada sencillo fue introducir la microSIM y que la reconociese aunque al final lo conseguí y ya he podido hacer llamadas desde mi boli-fono y recibirlas desde el mismo. Incluso esta mañana, gracias a mi hijo Txema, hemos descubierto que hasta se pueden enviar y recibir SMS… aunque olvídate del email o la navegación por Internet, claro.


Eso sí, prepárate a ser objeto de todo tipo de miradas cuando estás en un restaurante, por ejemplo, y te llevas el “boli” a la oreja y te pones a hablar a través del mismo.


Si quieres que todavía te confundan más con 007 (aunque en este caso la persona que te escucha) puedes utilizar una de las “voces mágicas” para distorsionar la tuya. Por si acaso haz la prueba primero con llamadas no importantes ya que en la primera que hice a María me colgó a los primeros segundos al no reconocer mi voz … ni el número de móvil ya que no estaba utilizando mi SIM habitual.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación