Datos del producto
Nombre del producto:AR.DRONE de Parrot, cuadricoptero controlado por el iPhone / iPad (y móviles Android)
Fabricante:Parrot (Francia)
URL-Producto:ardrone.parrot.com
Precio recomendado:299 EUR
Venta:En todas estas tiendas
Comentarios:En nuestro / vuestro FORO
Soporte:Ardrone en español
Datos de la revisión
Revisado por:Pedro Hernández (Pharizna)
Fecha revisión:4 de Diciembre de 2011
Compatible con:iOS y Android … para controlar el cuadricoptero
Hardware empleado:AR Droid + iPAD2

Hasta hace poco nosotros (y muchos más, me temo) teníamos asociada la empresa PARROT a estupendos manos libres conectables vía Bluetooth a los móviles, etc… y sin embargo el producto estrella de estos franceses es sin duda el increíble AR.DRONE. Aunque este “ciberjuguete” ya se había presentado en el CES2010 y había tenido una gran acogida por “ahí fuera”… estas navidades van a ser sin duda la mejor fecha para disfrutarlo.

Nosotros, lo descubrimos de “rebote” al anunciarAR.Hunter un juego basado en realidad aumentada para iOS y el AR.Drone. Nada más ver la temática del juego y la increíble tecnología que se ocultaba tras el cuadricóptero de marras … lo apuntamos en nuestra lista para los Reyes Magos… sin embargo nuestros “nuevos” amigos de Parrot no han querido tenernos a la espera… por lo que desde hace unas semanas lo tenemos. ¡Alifático! Gracias por preocuparte de nuestra salud pero las prácticas de vuelo que estuvimos haciendo primero en La Mancha manchega y las últimas en los “aeródromos majariegos” han tenido como objetivo principal aprender a volar el Droid… y de paso haceros unos cuantos vídeos para esta revisión… a la vez que divertirnos como niños, claro está… y en familia ya que hasta Txema nos demostró en los últimos vuelos que los jóvenes tienen un talento especial para aprender estas cosas smile

ENVIO

Acostumbrados a cajas “pequeñas” la de AR Droid es realmente grande… aunque afortunadamente ligera como era de esperar en un “cacharro volador”. Tan sólo mirando la ilustración de la misma se observan varias cosas interesantes que ya definen la categoría del producto:

Por un lado es un producto “certificado” WiFi … y con aplicaciones en la Applications Store de Apple aunque recientemente ya se puede controlar el vuelo con una aplicación para Android.. y se espera que poco a poco vayan apareciendo el resto como AR.HUNTER, etc también para el S.O. de Google. Mientras tanto nos hemos quedado con las ganas de jugar a esta cacería ya que no disponemos de dos dispositivos iOS sad

Aparte del aspecto “ecologista” de Parrot al no utilizar mucha pintura en su caja… me quedo con la frase que adorna el nombre del producto: “The flying video game”.

Al abrir la caja te encuentras que el “cuadricóptero” así como con todos sus accesorios que pasaremos a describir a continuación.

AR.DRONE: CUADRICOPTERO

El DRONE está constituido por un “cuerpo” y un par de “carcasas” … una para vuelos en interior y otra para exterior. Tanto el cuerpo como las carcasas están fabricadas en poliestireno expandido (alias “corcho blanco”… aunque en este caso es de color negro) consiguiéndose con ello un peso muy bajo … aunque su resistencia también va en la misma línea sad

Empezando por el “cuerpo”, además de llevar toda la electrónica que no es pocas ya que además de la CPU, sistema WiFi, cámaras de vídeo frontal y posterior, control de los cuatro motores, giróscopo, brújula y altímetro lleva el compartimiento para la conexión de la batería.

La batería de 1000mAh y 11voltios es “propia” de Parrot y recargable a con ayuda del cargador que se incluye con el producto. En nuestras pruebas la duración en vuelo con una carga es del orden de 15 minutos… por lo que es muy aconsejable hacerse con una segunda batería para aprovechar el viaje hasta el “campo de pruebas” si, como en mi caso, tienes que hacerte un paseito en el coche. Por cierto, desde la tienda de repuestos de Parrot podrás comprar tanto una batería extra como cualquiera de las partes que seguro tarde o temprano acabarás rompiendo sobre todo en los primeros vuelos del Drone … y sino que me lo digan a mí smile

Tal y como mencionábamos anteriormente se incluyen dos carcasas. La “ligera” tiene menos protección para las palas / hélices y está pensada para volar en exteriores ya que se consiguen mayores velocidades, ganando en agilidad y posibilidad de vuelo en presencia de viento… siempre que no sea mucho, claro.

La segunda carcasa que da un aspecto más en línea futurista protege mejor los rotores, etc… a costa de romperse ella aunque todo sea dicho de las múltiples roturas de mis primeros vuelos en ningún caso he tenido problemas con esta carcasa de interior… aunque sí con la de exterior según comentaremos en un rato.

Otro de los problemas que tuve ayer en mi último vuelo fue la rotura de una “pata” del tren de aterrizaje y sin embargo después de los golpes que se ha dado en ningún caso se ha dañado ninguno de los motores que aparentemente serían la zona más débil junto a los “brazos” que los unen al cuerpo. Las hélices sin embargo que en “helicópteros chinos” se rompen a la primera caída… en este Drone son flexibles por lo que no parecen ser las zonas más frágiles del “juguete” 😉

Tal y como decíamos dispone de dos cámaras una en la parte frontal para ver el “frente” del Droid y otra en la parte inferior para ver lo que deja debajo… y tú desde tu iPAD (iPhone o Android, claro).

¡POR FIN MI BAUTISMO DE VUELO!

Evidentemente antes de buscar un lugar al aire libre para volar nuestro DRONE lo intentamos primero en casa… y luego nuestro aparcamiento subterráneo… y no nos dio sensación alguna de seguridad pero al menos sirvió para acceder a los parámetros de configuración, actualizar el firmware del Droid, etc.

Una vez comprobado lo sencillo que resultaba “conectarnos” vía WiFi …

salimos a la búsqueda de un “aeropuerto” sin mucho tráfico por lo que decidimos ir a Ciudad Real que tiene una de las pistas más largas de Europa, que costó 1100 millones de euros y que actualmente tiene a todo su personal en un ERTE que expira el 31 de diciembre sad Finalmente visto que la situación no estaba para bromas nos quedamos a veinte kilómetros de dicho aeropuerto y que, por cierto, nos quedaba mucho más cerca de nuestra casa de Puertollano.

A continuación podéis ver el vídeo de nuestros primeros vuelos y prestad atención especial en el minuto 1:30 ya que por primera (y última vez) quitamos la limitación de altitud máxima del “vuelo” y casi lo perdemos de vista aunque milagrosamente volvió y no sufrió daños en dicha excursión a las alturas de Sierra Madrona smile



Aparte del “aterrizaje” final tuvimos más episodios interesantes que acabaron con fracturas múltiples tal y como os comentábamos en nuestro Chat como bien recordarán nuestros amigos Alifático e Intre ¿no?

REPARACIONES

Lo más curioso es que el mayor accidente ocurrió en el vuelo a menor altura y velocidad en la que “se desmorró” el Droid sufriendo importantes daños tanto la carcasa para exterior como la cámara frontal sad

Aunque Parrot dispone en su página web de abundantes vídeos para mostrar reparaciones nosotros (y aprovechando que sabemos “algo aunque cada vez menos” de poliestireno, etc) decidimos hacer las reparaciones utilizando “pegamento para poliestireno expandido) en lugar de usar la cinta de doble cara sugerida por los franceses.

Tras unos minutos para el secado del pegamento se nos ha quedado el DRONE como nuevo … para seguir aprendiendo a pilotar pero esta vez en cielos de la gran ciudad madrileña que siempre resulta más emocionante ¿no?

SOFTWARE

Tal y como comentábamos aunque inicialmente el soft de control del DRONE apareció primero para iOS ya hay algunas aplicaciones “oficiales” para Android además de otras “gratuitas” en el Android Market, etc.

Ya hemos comentado que nuestra intención inicial era poder “jugar” al AR.HUNTER con la iPAD2 y una de nuestras tablets (o móvil) con Android pero desgraciadamente este juego todavía está únicamente en versión para iOS por lo que habrá que esperar a otro momento para hacer la correspondiente revisión. Mientras tanto os tendréis que conformar con un par de pantallazos de la aplicación

así como con el de AR.Race también para iOS.

He de confesar de que aunque es muy interesante tener en tu iPAD la visión del Droid de forma que podrías dirigirlo en primera persona, en mis primeros vuelos únicamente seguía al Droid y en base a él intentaba controlarlo sin demasiado éxito ya que a veces le hacía volar “marcha atrás”, etc. Luego hemos ido aprendiendo gracias a Txema y en los últimos vuelos hemos progresado bastante como podréis ver en el siguiente vídeo… tomado en una tarde nublada pero afortunadamente sin viento por lo que pudimos volar con la “majestuosa” carcasa para interior que llama mucho la atención a los transeúntes y conductores que lo confundían con una nave alienígena smile


¿AR.DRONE COMO CAMARA ESPIA?

Una cosa que me chocó de este DRONE es que no “grabase” en la memoria de su controlador (iPhone/iPAD) las imágenes que veía por sus cámaras. Afortunadamente existen aplicaciones “de pago” que permiten “grabar” la imagen además de hacer otras cosas como juego de luces con los LEDs de los motores, “bailar”, etc.

Después de haber probado dichas aplicaciones me quedo con FlightRecord que es igual a la oficial en cuanto a control del DRONE pero con la posibilidad de grabar vídeos o hacer secuencias de fotos a la memoria de la iPAD. En cualquier caso la calidad de las cámaras no es nada buena lo que junto a la inestabilidad en vuelo del “cacharro” así como la transmisión vía WiFi de la señal no produce película espías de gran calidad tal y como podéis ver en el siguiente vídeo…



Se me olvidaba. Para los científicos que nos quedamos contentos sino “cuantificamos” nuestros experimentos es posible también obtener un fichero CSV con los perfiles de altitud y de velocidad. ¡Qué pena no haberlo sabido en nuestro primer “lanzamiento” descontrolado hacia el cielo … que supongo que sobrepasaría los 30-40 metros de altura sin problemas… y menos mal que no siguió subiendo ya que el alcance máximo de la WiFi es de unos 50 metros… y no sería el primero que pierde el control y cae en caída libre desde dicha altura sad

Conclusión
Si tienes un iPhone / iPAD (o un Android como el amigo Nacho) el AR.DRONE. es un fantástico regalo que te hará pasar muy gratos momentos con tu familia… y bastante stress en los primeros momentos de vuelo descontrolado, claro.
Lo bueno
– Algo más que un juguete del Siglo XXI.
– Su capacidad de mantener la estabilidad a una altura “fija” es francamente increíble y en nada parecida a la experiencia de un “helicóptero” … tal y como ya os contaremos en una de nuestra próximas revisiones en la que también lo hemos probado.
– Es “sencillo” de volar ¿? pero difícil de dominar de forma que tendrás que echar muchas horas para dominarlo… y peligro ¡ENGANCHA!
– Cada vez más aplicaciones para que además de vuelo libre puedas incorporar retos, echar carreras o guerras con tus amigos, etc.
– Parrot dispone de piezas de repuesto que sin duda tarde o temprano te tocará comprar a no ser que tengas muchas suerte o no lo saques de su caja.

Lo malo
– Aunque sabemos que internamente tienen un ordenador con un montón de sensores, etc… 300 EUR es algo caro para un “juguete” de un niño… aunque si finalmente lo utiliza el papá tampoco es tanto.
– El software básico / oficial de Parrot debería incluir la posibilidad de grabar las imágenes tomadas por las cámaras.
– La batería tiene poca autonomía… aunque se resuelve fácilmente comprando una segunda batería.

PUNTUACIÓN:9.5

Nota

Gracias a nuestros amigos de Parrot que nos han enviado este producto que nos ha sorprendido y ha pasado a convertirse en unos de los recomendados por PcDeMaNo dada la cantidad de posibilidades para pasar el tiempo de una forma sana y en contacto con la naturaleza.


Pharizna… que antes que publicar la revisión del famoso helicóptero chino tiene pendientes una sobre accesorios fotográficos, routers, SSD, NAS, MediaPlayers, fundas, etc… y todo para antes de las navidades.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: