El presente documento tiene como objetivo, introducir al lector en el asombroso mundo de los emuladores. Para la lectura de este artículo no se requieren conocimientos previos de programación e informática. Así que… Press Start!

Desde los inicios de la programación, los desarrolladores, se han interesado en el poder del software de emulación. Baste decir que un simple programa, es capaz de simular la tirada de una moneda. Cara o cruz. Un juego simple, que puede ser reproducido informáticamente, con una simple rutina de cálculo.

El avance de los micropocesadores y los sistemas operativos han sido la excusa de esta «movida». El ingenio de los programadores ha llegado a un punto, en el que no es difícil encontrar software que emula a la perfección, consolas que todavía pueden encontrarse en las estanterías de los comercios.

Por tanto podría pensarse que este tipo de programas incurren en un delito de piratería o de falsificación de hardware. Nada más lejos. Prueba de ello es la cesión de Hewlett Packard de las ROM’s de su famosa calculadora GX48, para fines educativos. Tú puedes utilizar software de emulación siempre y cuando dispongas de su equivalente en la vida real. Vamos, que debes poseer una GameBoy para poder ejecutar el Tetris en el PalmGB. En caso contrario, las normas epecifican que deberás eliminar este material de tu disco duro pasadas 24 h. Ahora ya lo sabes…

El funcionamiento de un emulador en su concepto, es muy sencillo. Imaginemos una calculadora sencilla, de bolsillo. La típica Casio, nos podría valer. Es posible desarrollar un programa que simule el comportamiento de la máquina original. Veamos como…

Primero se diseña un interface (lo que se ve en la pantalla) fotorrealista o muy parecido al objeto original. Posteriormente se calculan las teclas y las «reacciones» internas de la Casio. Por ejemplo, si el programa detecta «pulsación tecla 8», dibujará ese dígito en la pantalla «virtual», y lo asignará a una memoria interna. Luego los cálculos…

Terminado todo el proceso de adaptación/conversión, podemos decir que ya tenemos una calculadora igual a la original en nuestro ordenador. Hay que decir, que el orden de desarrollo depende de cada programador. Para poder jugar a los cartuchos de una GameGear el programa emulador debe realizar miles de cálculos que para la máquina original representan un accesorio hardware o especiífico.

Un ejemplo puede ser el sistema de audio QSound que llevan incorporadas muchas máquinas arcade. En nuestro caso, podemos encontrar el emulador Mame y otros, capaces de reproducir a la perfección ese dispositivo de sonido por software. Todo un logro de sus programadores.

Supongo que el lector se ha percatado que el diseño de estos programas requiere unos conocimientos avanzados en programación. Pero tampoco cuesta nada encontrar todo tipo de información en la Red sobre cualquier tipo de aparato que queramos reproducir.

Con un poco de paciencia, es posible realizar nuestros experimentos con nuestro compilador favorito. Yo mismo tengo un emulador de Z80 para Hpc, que está a medio depurar (¿lo terminaré?). Hay que recordar que para poder simular una máquina más compleja, requiere a su vez un hardware más potente. En muchas ocasiones las rutinas internas de estos programas devoran todos los recursos de tu máquina.

Recuerda que si tu ordenador no tiene rutinas internas de movimientos de sprites (gráficos), el programa tendrá que emularlos con rutinas. Posiblemente más despacio que el original, por lo que deberías tener una máquina más potente. Pero tampoco hace falta que salgas corriendo a cambiar tu PDA. Seguro que existe algún emulador para tu plataforma, por diferente que sea.

Existe multitud de software por la Red. Un buen buscador como www.Google.com, nos puede llevar a páginas cargadas de material como para llenar varios CD-Roms (lo sé ;-). Basta introducir «emulador+«, donde ésta última variable es la máquina que te interese. Por ejemplo el famoso ordenador de los 80 podría ser: «emulador+Sinclair Spectrum».

Tenemos que tener en cuenta una cosa. Una vez que en nuestro PDA hemos instalado el emulador, necesitaremos un «software» para él. En el caso de un emulador GameBoy, sería un cartucho. Existen utilidades capaces de transferir el contenido de los chips de los cartuchos a un ordenador, con la ayuda de un montaje electrónico ó adaptador. Una vez están dentro del disco, se les denomina ficheros ROM.

Estos documentos contienen los datos de los chips originales. Incorporan información con los gráficos y sonido en el caso de ROM’s de videojuegos. Por ello, necesitaremos el fichero ROM del cartucho de Tetris para que el emulador de GameBoy pueda «ejecutar» ese cartucho, y por consiguiente, el juego.

Resumiendo; dos ficheros (o más). Uno será el software del emulador y el resto, las ROM’s para dicho programa. El proceso de instalación no suele ser dificultoso, ya que todos los programas llevan ficheros con documentación, que suele incluir ese apartado.

Deberás configurar tus teclas o tu lápiz para poder usar muchos de estos programas. Dependiendo de la potencia de tu máquina, podrás activar (o no) las opciones de audio o extras similares. En el caso de un PDA sin teclado, la cosa del lápiz y las teclas se hace dificultosa, pero no imposible. Es cuestión de un poquito de práctica.

Para terminar, un pequeño comentario. En este documento no he incluído ningún enlace, salvo Google, ya que considero una parte fundamental de la emulación; la visita obligada a las fantásticas webs españolas que tratan este tema. En ellas se puede encontrar todo tipo de documentación y reportajes de montajes de hardware (las famosas cabinet coin-op).

Con un poco de ingenio e imaginación, la Red pone a tu alcance infinidad de programas que te harán revivir máquinas y situaciones quizás ya olvidadas. Sólo tienes que surfear un poco y en breve encontrarás más información. Busca en chats y pide ayuda en los foros, seguro que alguien te pone al tanto.

Suerte… y [email protected]

Hark0, Octubre 2002.

P.D. Alguien recuerda aquello de «¿cuantos tanques te quedan?».

264
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x