El término japonés kikubari (気配り) hace referencia a saber anticiparse a las necesidades o peticiones de los demás y está muy relacionado con … la hospitalidad japonesaomotenashi (おもてなし) que no es más que la educación elevada a su máxima potencia, la mezcla del culto a las formas y el deseo de mantener la armonía social y evitar así cualquier tipo de conflicto.

Pues bien, este es el concepto utilizado en el nuevo CX-60 de Mazda que gracias a un innovador sistema de reconocimiento facial del conductor de Mazda reconoce a la persona que se sienta al volante y ajusta de forma automática el entorno en función de sus características físicas y sus preferencias personales: posición del asiento, volante, retrovisores, pantalla Head Up Display e incluso la configuración del sistema de sonido y la climatización.

Por ejemplo, este sistema cumple cuatro funciones: guiado automático de la posición al volante, restablecimiento automático de los ajustes de diversos componentes del vehículo para favorecer la ergonomía y ayudar a la adaptación del conductor a una posición ideal de conducción de una manera rápida, automática y sencilla; así como la asistencia al conductor para entrar y salir del vehículo de la manera más cómoda, y el guiado automático de la posición al volante utiliza una cámara para detectar la posición de los ojos del conductor y otros datos sobre su altura para estimar cuál es su complexión.

Asimismo, la función de restablecimiento automático restaura rápidamente los ajustes preferidos de cada conductor individual. Para ello, utiliza una base de datos almacenada en el vehículo con capacidad para más de 250 ajustes y configuraciones; por ejemplo la posición del volante o los ajustes de los sistemas de sonido y climatización. El sistema puede almacenar los ajustes de hasta seis usuarios, más invitados.

YouTube player

 

237
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x