Incluso acostumbrados a los productos chinos, éste nos ha sorprendido por su poco peso sobretodo la cámara de fotos que aunque parecía metálica estaba claro que se trataba tan solo de un sensor, comunicación inalámbrica y una ranura para microSD en una “caja” plástica.

Por lo demás el cuadricóptero (aparte de por su ligereza) no tiene mucho de particular con unas protecciones que hacen su trabajo “resguardando” las hélices de posibles golpes.

En cualquier caso en el envío se incluye también un juego completo de hélices aunque todavía no hemos tenido que tirar de los repuestos aunque cuando lo saquemos al campo probablemente sea otra cosa.

 

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación