FAQ Login
Buscar Perfil
Miembros Grupos de Usuarios
Entre para ver sus mensajes privados
Registrarse
Editorial: Zapatos
Publicar nuevo tema   Responder al tema
Foros de discusión » Editoriales » Editorial: Zapatos
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
oscar
Staff
Staff


Registrado: 11 Sep 2003
Mensajes: 803
Ubicación: Barcelona

 Mensaje Publicado: Mar 27/06/2017    Asunto: Editorial: Zapatos
Responder citando

Se decía en casa: “ahorrar en zapatos es tirar el dinero”. Y como uno se emplea también el dicho, “honra merece quien a los suyos se parece”, e intenta ir por la vida con esas y otras seculares enseñanzas, pues me lo aplicaba en el tema zapateril. Aplicaba, en pasado.

Ya sé, unos zapatos no son un producto tecnológico, objeto de la mayoría de los cachivaches que hablamos en esta casa. Pero hoy por hoy, cualquier producto industrial es resultado de tecnología, y en muchas ocasiones, de alta tecnología. Orillamos aquí los zapatos cuasi o sin cuasi artesanales de precios ridículamente altos, sólo al alcance de bolsillos más que pudientes, que desde luego desconozco.

El caso es que hace años, unos 25, me compré unos de una conocida marca, que empieza por “Tim” y acaba por “land”. Modelo náutico (aunque yo, como navegante aficionado que soy, jamás los recomendaría para usar en un barco), algo caros para mi bolsillo y no del todo del gusto de mi podólogo (los zapatos han de sujetar completamente el pie), pero bueno, me los podía permitir. El resultado no pudo ser más satisfactorio, muy cómodos, aunque el suelo estuviese mojado no traspasaba la humedad, incluso en alguna ocasión los metí en charcos justo hasta poco antes del borde del lateral e igualmente salías con el pie seco. Me duraron unos 12 años (aunque sin uso a diario, claro) y los tiré, no sin ciertas dudas, con la suela de goma casi plana y con aspecto general francamente deplorable. Si contamos, me salieron a algo más de 10 euros anuales. Bien, en casa sabían lo que se decían.

Luego vinieron otros, misma marca y modelo, pero ya no me parecieron los mismos, hasta los últimos que tengo, los cuáles si pisas un suelo someramente húmedo estás con los pies congelados durante horas en invierno. Ya puedes intentar impermeabilizarlos con capas generosas de betún. Nada, un desastre.

Igualmente de la misma marca adquirí unas sandalias de verano por internet el año pasado, tampoco baratas, para intentar substituir unas compradas, hará unos cinco años, por necesidad caloril en un mercadillo de sábado de un pequeño pueblo costero por 18 euros. Marca “no te fijes”, modelo “Islamabad” (jaja!), de esas que llevan los venidos de Asia, seguro que barruntáis qué aspecto tienen. Pues bien, las “buenas” no me caben bien a pesar de llevar estampado mi número zapateril y las “malas” me van perfectas, cómodas, y aunque las he metido en la lavadora varias veces, no hay forma, indestructibles.

Y a uno, que le gusta saber el porqué de las cosas, le dio por investigar un poquitín. Y descubre, con cierta sorpresa, que en internet hay opiniones similares a la mía sobre las náuticas: los zapatos no son los mismos los de hace años y los actuales, aunque el precio similar, claro, mira tú. E inquiriendo en zapateros de barrio, con años y años de oficio, me dicen que todo ha cambiado en los últimos 20 años, que lo que antes era casi una ciencia exacta en cuanto a números de calzado, ahora con el mismo modelo, hay que probárselos siempre, ya que según la serie recibida cambian y bastante. No hay opción, a probárselos antes de comprarlos. Y lo de calidad, ay, poco que ver con el precio, lo que manda más en esto es la marca y la moda. Y salvo fabricantes nacionales de pequeña tirada, los grandes fabricantes, sobre todo los internacionales, que no me fíe, casi seguro no tendrá relación la calidad y el precio.

No acabo de entender esto, seguro que es porque cada serie se hará en fábricas y hasta países distintos, pero en la época de las normas ISO, la alta tecnología de las máquinas de fabricación industriales, los requerimientos estrictos de la marca (se supone) ¿Cómo puede haber 1 y hasta 2 números de diferencia de una serie a otra del mismo modelo de zapato? Pues vaya.

Y encima, parece que lo que decían nuestros mayores dejan de ser dogmas y se debe replantear una a una su redicha sabiduría ancestral. Aquí me viene a la cabeza la definición de muerte de los biólogos: “incapacidad de adaptarse al medio”.

Mientras uno esté vivo y aliente deberá verificar todo, todo, todo, si es que quiere acertar. Sean unos zapatos o un GPS.

Òscar
 Volver arriba »
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Foros de discusión » Editoriales » Editorial: Zapatos
Publicar nuevo tema   Responder al tema Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
   




http://www.pcdemano.com



Site Map

hit counter for myspace